Una vez todo el volumen encuadernado y, previo a la etapa de distribución, los libros se clasifican y empaquetan en nuestro depósito. Corresponde a esta instancia la logística de qué cantidad de ejemplares corresponderá a cada circuito comercial.

Considerando el alto estándar de calidad de los libros de hoy, la gran variedad de oferta en cuanto a temática y precio y la superpoblación de bocas de expendio…, que pone en un pie de igualdad a las más disímiles obras, es la distribución la que marca la diferencia.

El mejor libro puede pasar desapercibido a los ojos del público si no es bien expuesto y promocionado.

De alcance nacional e integrando varios circuitos comerciales –kioscos de diarios y revistas, librerías, estaciones de servicio y grandes superficies-, la distribución de Ediciones Elemento se posiciona como las de mayor opción del mercado.